The Irishman: El ocaso de los chicos malos de la mafia

Comparte el post

Martin Scorsese nos hace un regalo a los amantes del género, con esta cinta basada en el libro “He oído que pintas casas”, que cuenta la vida del sicario Frank Sheeran, interpretado por Robert de Niro.

El director parece querer despedirse y cerrar así una trilogía que podríamos decir comenzó con Uno de los nuestros (1990), siguió con Casino (1995) y terminaría con este ocaso de los chicos malos de la mafia que se traduce en The Irishman.

A lo largo de las 3 horas y media que dura la película, disfrutamos del lujo de ver en un mismo plano a Al Pacino, Joe Pesci y Robert De Niro, de desternillantes diálogos protagonizados sobre todo por Pacino (¿Todos los italianos se llaman Tony?), y  las interrelaciones que se establecen entre los mafiosos, que parecen ya cansados los unos de los otros.

Scorsese nos ofrece los clásicos ingredientes del género: asesinatos desde el asiento trasero del coche, estrangulamientos con cables en su mayoría; asesinatos a quemarropa; asesinatos en restaurantes, comidas, cenas, fiestas, escenas en las que se deshacen del arma del crimen, y armas, muchas armas.

Pero en The Irishman, o si lo prefieren, El Irlandés, no hay drogas, no hay escenas consumiendo cocaína, no hay excesos. Aunque parece que en cualquier momento Pesci va a soltar su “Funnyhow? You think I´m funny?” no sucede jamás. Nos quedamos un poco con las ganas y con las paradas para que las mujeres fumen durante el viaje, porque El Irlandés es otra historia.

Es la del paso del tiempo. La de hombres que fueron poderosos, peligrosos, gente a la que temer, pero que son igual de vulnerables que el resto a lo primero, el paso del tiempo. Y eso es lo que nos quiere mostrar Scorsese. Cómo todos somos iguales ante los achaques de las cosas más mundanas de la vida, incluso aquellos que nos parecían inmunes a todo.

Scorsese pone a sus más temibles jefes de la mafia ante este enemigo común, imbatible y despiadado: la decadencia de la vejez, el paso del tiempo, la enfermedad. No es tan cool como morir en traje, de una treintena de disparos. Es morir de viejo, solo, enfermo, desvalido y dando igual quien hayas sido.

Lo peor: El doblaje al castellano (siempre en V.O), la media hora final, que bien se podría haber reducido a unos diez minutos y exceso de uso de efectos especiales para rejuvenecer a los actores principales, se podría haber hecho mejor. Los ojos de De Niro, a veces parecen pedir a gritos “sacadme de aquí”.

Lo mejor: Ver juntos en escena a De Niro, Joe Pesci y Al Pacino, lo dicho, un regalo para cinéfilos amantes del género, la flamante interpretación de Pacino, los momentos de humor y los diálogos. Los reyes de la mafia vulnerables ante el paso del tiempo, un enfoque interesante.

🎬 Puedes comprar el Blu-Ray de la pelicula aquí https://amzn.to/2x2Du3M
📖 Puedes comprar el libro en formato papel aquí https://amzn.to/3a3NkRq
📖Puedes comprar el libro en formato Kindle aqui https://amzn.to/2TXDTgX

🛒Prueba gratis Amazon Kindle 30 días gratis y lee títulos online y en tu ebook. link aquí https://amzn.to/33sH5UR


Comparte el post

Cuadernos Eclécticos

Periodista, escritora en mis ratos libres. Cinéfila y lectora voraz, por lo general ecléctica, como mi blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *